En TodoCazorla
Parque Natural
Buscar Casa
  Población: 
 
  Tipo: 
 
Sindicación
    RSS 2.0 - TodoCazorla.com    OPML - TodoCazorla.com

Beas de Segura

Pueblos del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas

Beas de Segura
 
Introducción

Adormecida entre un silencio infinito la vida fluye a las orillas del río Guadalimar, y su afluente el río de Beas. El agua baja con fuerza regando los campos de olivares que nos encontramos a la entrada de esta localidad jiennense. Les hablamos de Beas de Segura... Con unos 5.758 habitantes la encontramos en la zona occidental de la Sierra de Segura. El 22% de sus 215 kilómetros cuadrados de extensión forman parte del Paraje Natural. Ubicada en una zona estratégica, su ocupación se remonta al Paleolítico Inferior. Es en la época romana cuando el núcleo urbano comienza a consolidarse.

Tras un periodo islámico esplendoroso, la localidad debió caer en poder de Fernando III en 1235, pasando a manos de la Orden de Santiago en 1239. Allá por el siglo XVI la villa de Beas constituía uno de los centros económicos más importantes de la zona de Segura con un fuerte despegue del sector olivarero. Su gente y su cultura sufrieron un fuerte asalto durante la guerra de la Independencia. El pueblo fue incendiado siete veces consecutivas, provocando un fuerte desastre documental y patrimonial.

Al igual que la mayor parte de las poblaciones de las sierras orientales de la provincia jiennense, esta localidad contó con un complejo sistema defensivo. Pero el tiempo y las circunstancias históricas no jugaron a su favor. La población creció invadiéndolo y en la actualidad apenas se conservan restos de él. La fortaleza se alzaba en la cima de la peña y contaba con un amplio recinto .Tenía al menos 4 torres y en uno de sus extremos se alzaba un segundo recinto a modo de alcázar.

Historia moderna y contemporánea

En esta epoca Beas es el Centro Económico de la Sierra de Segura. Entre los años 1575 y 1578 Felipe II mandó realizar en los pueblos de la corona de Castilla una encuesta, directamente relacionada con su política militar y hacendísta, cuya finalidad no era otra que la de conocer de cada uno de ellos su población, sus cultivos, sus talleres su estructura social,...

Encuesta que, como se puede suponer, afectaba a una villa, "Beas de Segura", incluida en este reinado, primero, en la demarcación territorial de Toledo y dentro de la Encomienda de la Orden de Santiago, pasando, posteriormente, a la dependencia del Gobernador de Segura. Razones a las que había que agregar una más, a saber, el hecho de que en estos años -siglo XVI- la villa de Beas de Segura constituía uno de los centros económicos de la zona de Segura...

Las vicisitudes y altibajos no sólo afectaron a sus edificios e instituciones emblemáticas sino que también lo hicieron sobre la población. En efecto, si el siglo XVI se caracterizó por la expansión demográfica, el siglo XVII y XVIII lo harán por todo lo contrario, esto es su contracción. Si en 1575 hablamos de 1000 vecinos y unos 4500 habitantes, en 1850 su población descenderá a los 731 vecinos y las 2695 almas.

En efecto, si nos atenemos al factor propiedad, se observará cómo ya en pleno siglo XVI se constataba la presencia de cuatro grandes grupos: un primero, formado por unos 800 campesinos; un segundo, formado por medianos y grandes propietarios, simbolizados en los 17 cortijos particulares que existían en la villa; un tercer grupo, constituido por las propiedades agrarias de la Orden de Santiago,; y por último, la propiedad concejil, que no llegaba a superar el 1,09% de la renta agraria del municipio.

La fase de esplendor de los tiempos de Felipe II, donde la villa constituía el referente comarcal, irán dejando paso con el discurrir del tiempo a una realidad mucho más sombría, en la que sus 500 casas, sus 16 calles- dos de ellas principales- y sus 3 plazas de mediados del siglo XIX no reflejaban sino el recuerdo de un pasado en un marco de ruralismo y monotonía, sobresaltado tan sólo por alguna que otra coyuntura como la que acontecerá en 1810, cuando la misma casa consistorial fue paso de las llamas y atropellos que propinaron las tropas francesas de invasión. Por lo demás la oligarquización del poder y la consolidación de un orden rural desequilibrado acabarán convirtiéndose, como en otros tantos lugares, en denominador común de la vida de los beatenses.


El crecimiento demográfico del siglo XVI y la canalización del excedente agrícola de la comarca caracterizaban la economía de una villa marcada, como era de esperar, por una fuerte impronta agraria, en la que sobresalía, el cultivo del cereal (trigo, cebada), los frutales (manzanos,ciruelos, perales e higueras), las hortalizas, el olivar y el viñedo. Hay que agregar la importante superficie forestal, tanto de monte alto como bajo, con la que contará el municipio a lo largo de toda la edad moderna. Había una fuerte impronta agraria que escondía, una estructura social en Beas de Segura significativamente desequilibrada.

Un paseo por el pueblo

"Un caminar pausado y tranquilo nos permite apreciar los detalles de su casco urbano"

LLegamos hasta su ancho y ajardinado parque "VIRGEN DE LA PAZ" . Tradicional paraje hortofrutícola regado por el arroyo de su nombre, encauzado y repoblado forestalmente en sus márgenes del rio.

Hoy es también zona de esparcimiento salpicada de instalaciones deportivas y de hostelería con gran éxito de público en verano por sus frescas temperatuas y ambiente festivo.

Desde aquí resulta inevitable acercarse a "VALPARAISO" o subir a su emblemática "CRUZ DE LOS TRABAJOS" , desde donde se divisa todo el pueblo.

Estampa llena de vida es la que nos ofrece la "CALLE ALBAICÍN".
Obra maestra de unos vecinos que con sus mimos han visto florecer la semilla que les regaló en su día la madre naturaleza.


Esta imagen llena de color contrasta con esta obra maestra manchada por el recuerdo de la riada que asoló esta población.
En honor a los que perdieron su vida aquel (Fecha en 1955 la que tuvo lugar la riada), se levantó este monumento en la "PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN".

El pasado de este pueblo está muy ligado a la familia nobiliaria "GODÍNEZ-SANDOVAL". En la conocida "CASA DE LOS ARCOS" fue donde vivieron estos nobles cuyas hijas fueron las que ayudaron a fundar el convento de las Carmelitas tras apoyar económicamente a Santa Terasa.

Este edificio data del siglo XVI. Con el paso de los años esta vivienda ha ido pasando por varias manos. Fue a finales del siglo pasado cuando una familia catalana se enamoró de la vivienda a pesar del estado de abandono en el que se encontraba.

Aun se conservan intactas algunas puertas, ventanas y la habitación donde pasó una noche "SANTA TERESA". El resto de la casa totalmente reformada, es en su conjunto una obra de arte cuyos autores son sus actuales propietarios.

Nos acercamos a la "IGLESIA Y CONVENTO DE LAS CARMELITAS". De aquella fundación, la primera en territorio santiaguista poco se conserva.

En 1836 la desamortización de Mendizábal obligó a las monjas a abandonar el convento quedando la fundación de Santa Teresa desmantelada y en ruinas.

En el "2003" se llevó a cabo una nueva reforma muy necesaria y urgente, siendo el aspecto actual de la IGLESIA, su única nave se cubre con bóveda de cañón con lunetos y, los brazos de crucero, con media naranja.

Su estilizada portada barroca del siglo XVII, abre con arco de medio punto sobre impostas, enmarcado por columnas y pilastras dóricas...

Frente al convento, en una plaza pendiente, irregular está la "IGLESIA NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN".

Esta obra de arte fue restaurada en 1825 tras sufrir las degracias provocadas por las tropas francesas en su huída despechada tras la derrota de"BAILÉN".

En su interior existe una pintura sobre pared cubriendo el amplio espacio absidal. Su iconografía recoge tres temas principales:

La Coronación de la Virgen, La Ascensión del Señor y La Visitación.
De su exterior destaca la torre campanario de base cuadrada en un pináculo de teja...

Entrada privilegiada al "Parque Natural de Segura, Cazorla y las Villas".

Numerosas son las estampas que aquí nos regala la madre naturaleza. Son muchos los habitantes que alejados del casco urbano deciden establecer su residencia en las aldeas que ponen límite al término municipal.

Situadas todas ellas en un magnìfico entorno natural, donde se puede disfrutar de un contacto pleno con la naturaleza. Junto con su riqueza histórica y natural, la actividad "agrícola" constituye la base de la economía local, con una producción de "aceite" de gran calidad.



En la actualidad destaca el gran impulso del "sector servicios" en la zona. Integrado en el "Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas", sus caractirísticas geográficas y culturales lo han dotado de unas cualidades y peculiaridades que lo hacen interesante y distinto, lo que ha favorecido su imagen de cara al turismo.
"El ayuntamiento" de Beas de Segura está impulsando el "desarrollo rural" en su localidad. Y por eso vienen a Beas de los más recónditos lugares: buscan aquellas huellas y el delicado perfume que todavía hoy persiste en el aire. "BEAS DE SEGURA ES UN PUEBLO SOLIDARIO Y ACOGEDOR QUE ABRE SUS PUERTAS A TODOS LOS VISITANTES Y AMIGOS...."
 
Fuente Ayuntamiento de Beas de Segura:

Tiene más información o fotografías de su pueblo?
Queremos ofrecer la mejor información posible de los pueblos del parque y les agradecemos que nos ayuden a hacerlo, enviándonos cualquier información relacionada con su pueblo: historia, costumbres, fotografías, rutas de senderismo, gastronomía, fiestas, etc.
Su nombre:
Su email:
Información:
Fotografía:
<< Volver a Pueblos del Parque Natural
   


Pueblos en el entorno del Parque Natural de Sierra de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén - Andalucía - España):

Agrupación de Mogón, Arryo del Ojanco, Arroyo Frío, Beas de Segura, Belerda, Benate, Bonache, Burunchel, Cañada de la Madera, Cañada de Estepa, Casicas del Río Segura, Cazorla, Ceal, Chilluevar, Chozas, Cortijos Nuevos, Coto Ríos, El Cerezo, El Chorro, El Ojuelo, El Parralejo, El Patronato, Fontanar, Fuente Buena, Fuente Segura, Génave, Hinojares, Hornos, Hornos de Peal, Huesa, Iznatoraf, La Fresnedilla, La Garganta, La Iruela, La Puerta de Segura, Larva, Las Almansas, Las Gorgolitas, Los Goldines, Marchena, Marchonita, Miller, Mogón, Nava de S. Pedro, Orcera, Peal de Becerro, Peguera del Madroño, Peñolite, Pontones, Pozo Alcón, Puente Génave, Quesada, Santiago de la Espada, Santo Tomé, Segura de la Sierra, Siles, Torre del Vinagre, Torreperogil, Torres de Albánchez, Toya, Tranco, Vadillo Castril, Valdemarín, Villacarrillo, Villanueva del Arzobispo, Villarrodrigo, Vites

Portal de turismo rural, alojamientos, hoteles con encanto, camping y casas rurales en el Parque Natural de Sierra de Cazorla, Segura y las Villas